“Me he jugado la vida por las ideas y vivo a pesar de ello.”
-Eulalio Ferrer Rodríguez-

Museo Iconográfico del Quijote

La historia de don Quijote se engendró, según nos cuenta Cervantes, en una cárcel,
“donde toda incomodidad tiene su asiento y donde todo triste ruido hace su habitación.”
El origen del Museo Iconográfico del Quijote hay que buscarlo también en una cárcel, en un campo de concentración en Francia donde Eulalio Ferrer quedó en abril de 1939, con un solo libro: Don Quijote de la Mancha. André Malraux dijo después de la Segunda Guerra Mundial que “solo tres libros, Robinson Crusoe, Don Quijote El Idiota, tienen sentido para los que sobrevivieron en las cárceles y los campos de concentración.”  No es una casualidad que Daniel Defoe, que conoció la cárcel de Newgate, se enorgulleciera del quijotismo de Robinson Crusoe ni que Dostoievski— que también había sufrido un largo encarcelamiento— haya llevado la mirada fija en Don Quijote al escribir El Idiota. Los protagonistas de las dos novelas que para Malraux “tienen sentido” para un ser humano en las circunstancias más difíciles— Robinson y Mishkin— son hijos de don Quijote, nietos de Cervantes.
Image
Image
Es para meditarse que salgan creaciones como el Quijote y el Museo Iconográfico de las guerras y las cárceles.

El museo es la historia del poder inspirador de esta gran novela, y es una magnífica ilustración de lo que un espíritu receptivo, inteligente y enérgico puede contribuir a la divulgación y propagación de esta profunda exploración del sentido de la vida humana que nos ha legado Cervantes.

A la inauguración del Museo Iconográfico en 1987 acudieron Felipe González y Miguel de la Madrid, subrayando que, además de su significado como un episodio en la historia literaria y museística, el museo tenía una importancia cultural capital como monumento a las relaciones entre el pueblo de España y el de México, reconocimiento tangible de la generosa acogida en este país de los exiliados de la Guerra Civil española Octavio Paz ha caracterizado a Eulalio Ferrer como ejemplo vivo del diálogo cultural que constituye la civilización hispánica.

Relaciones interinstitucionales

Image
Image

Escríbanos

© 2018 Fundación Cervantina de México S.C. Todos los derechos reservados .
Aviso Legal